jueves, 13 de diciembre de 2012

RESEÑA: "LA MUERTE ESCARLATA" de Antonio Calzado.





Editorial Dolmen (2012). 252 páginas.

Dos jóvenes supervivientes, Eva y Robinson, intentan sobrevivir en eun mundo plagado de asesinos Errantes. Un misterioso niño poseedor de un oscuro secreto, Ismael, les conducirá hacia el norte a través de un camino lleno de peligros que acabará convirtiéndose, al mismo tiempo, en su única esperanza. Los tres han de caminar juntos hacia la salvación... o hacia la muerte.

Este es el planteamiento que nos propone Antonio Calzado en su novela "La muerte escarlata".

La historia comienza con un grupo de supervivientes en la que destaca Eva, una joven superviviente audaz y atractiva a partes iguales. Además de amante de la "Literatura Inglesa". Apodo que le será otorgado más adelante.

Por otro lado conoceremos a Robinson, mi personaje favorito de esta historia. Entrañable y onanista. Un joven que se halla encerrado en un bunker fabricado por su padre años atrás. No daré más detalles... Tenéis que conocerle.
Una de las piezas fundamentales en este juego. Ismael, el niño máquina. Un personaje misterioso y aficionado al "juego del go" que Antonio utiliza de manera magistral para crearnos dudas y captar nuestra atención hasta hacernos esclavos de su historia.
Estos tres serían las tres principales columnas sobre las que se sustenta La muerte escarlata. Pero hay más. La ciudad de Cíbola y su gobernador Alexei.

Cíbola es uno de los últimos reductos de supervivientes. Alexei, un hombre venido de la europa del este la gobierna con mayor o menor acierto pero que hasta el momento ha conseguido repeler los ataques de los gusanos (grandes grupos de muertos vivientes).
Otro aspecto que me ha gustado es la crítica que que hace el autor de una sociedad que cae una vez trás otra en los mismos errores a pesar de tener la posibilidad de empezar cero.

La gran novela del autor estadounidense Herman Melville, Moby Dick (1851) aparece en esta obra casi como un personaje más. Estableciendo similitudes entre las dos aventuras y despertando empatías entre los personajes.

Resumiendo diría que ha sido una novela que me ha aportado unos buenos ratos de diversión como lector, pero mucho más como aspirante a escritor. Ya que la construcción de personajes de la que hace gala Antonio Calzado es encomiable. Destacando la evolución que tiene el personaje de Robinson a lo largo de la aventura.

La muerte escarlata nos proporciona un sin fin de encuentros agradables, desagradables, sexuales, etc... que desemboca en un final de lo más inesperado y en el que el autor, emulando a Ismael, juega al "Go" con los protagonistas de su novela.

Y hasta aquí puedo leer para no desvelar nada que pueda comprometer el disfrute de esta obra.

Un saludo para Antonio Calzado y mi enhorabuena por esta novela.

jueves, 18 de octubre de 2012

"EL HIJOPUTA ESE..."

A continuación os dejo un relato corto que escribí hace unos meses y al que le tengo especial cariño.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo escribiéndolo.







“EL HIJOPUTA ESE…”
Emilio J. Bernal

– ¿Por qué los paquetes de salchichas siempre llevan siete salchichas? -pregunta doña Dolores a Luis el tendero.
Luis, que conoce a doña Dolores desde hacía veinte años, es consciente de que la anciana "pierde" desde hacía un buen tiempo. Pero siempre fue una buena clienta, y aunque fueran ya las diez de la noche y estuviera a punto de echar el cierre, Luis le da cancha.
– Doña Dolores, ¿como está su marido? -pregunta Luis a la anciana siendo consciente de que Paco, su marido, falleció hace dos semanas.
– El "hijoputa" ese dando por culo, como siempre.
Doña Dolores siempre utilizó ese tipo de expresiones sin ningún tipo de maldad, y su matrimonio había sido idílico hasta el final. Luis los recuerda como dos abuelos cascarrabias que disfrutaban haciéndose rabiar mutuamente. Era su peculiar manera de demostrarse amor, fruto de cincuenta y seis años de soportarse sus manías.
– ¿Sabes que pasa hijo? Que cuando le hago salchichas, el viejo siempre quiere cuatro y yo me tengo que quedar con tres.
– ¿Y por qué no compra usted dos paquetes?, así serán pares.
– Luis no me líes, no me líes. ¿Para que quiero yo tantas salchichas?
El ding-dong de la puerta del establecimiento suena y entra un chico joven que parece salido de una película de Tim Burton. Doña Dolores se lo mira de arriba abajo con cara de asco a lo que el joven responde de igual manera y acto seguido se dirige a Luis.
– Oye tronco, ¿vendes hielo?
Doña Dolores contrae la cara y no puede evitar inmiscuirse en la conversación.
– Se llama Luis.
– ¿Tengo cara de que me interese, vieja? – responde el siniestro dando muestras del rechazo que le produce la anciana, que en ese momento se santigua.
– Oye joven, tenga un poco de respeto por la señora, ella también tiene un nombre, es Doña Dolores – le reprocha el tendero al hijo de Drácula.
– Veo que aquí todos tenéis unos nombres preciosos. Pues yo también tengo uno y bien guapo. Me podéis llamar “Cabrón Rabioso”. Así que ya puedes ir poniéndome dos bolsas de hielo y un librillo de papel de fumar, calvito – le ordena a Luis en tono de sorna.
Luis, que es un señor muy prudente, opta por cerrar el pico y atender al señor Cabrón Rabioso antes de que la situación se vaya de madre. No merece la pena discutir con gentuza así y me menos estando una anciana delante que podría resultar dañada.
Doña Dolores permanece impertérrita, sigue mirando al primo blanco de “Blade” de arriba abajo, rollo escáner y con un gesto frío y serio. A Luis esa actitud de Doña Dolores le pone nervioso. El señor Cabrón Rabioso podría interpretarla como un desafío.
– ¿Tienes problemas de cadera, hijo? – interroga Doña Dolores al joven.
– ¿qué dice ahora esta vieja loca? – pregunta ahora el siniestro al tendero.
Luis le responde encogiéndose de hombros y levantando las cejas en señal de no tener respuesta.
– A mi hijo el mayor, cuando iba al colegio, le tuvimos que poner un suplemento así en el zapato izquierdo porque se le desgastaba el hueso de la cadera…
Luis, al darse cuenta de a qué se refería la anciana, no sabía donde meterse. El paliducho joven calzaba unas de esas botas de plataformas negras, llenas de tachuelas, cadenas y demás cachivaches. De no ser porque Doña Dolores estaba senil, Luis el tendero hubiera pensado que se reía de aquel flacucho con cara de muerto.
El joven, incrédulo, se mira el zapato para después mirar a la anciana.
– Oye, chaval, no se lo tengas en cuenta. La pobre es mayor y a veces dice cosas sin pensar… – intenta mediar Luis.
El señor Cabrón Rabioso mira a uno y a otro sin saber muy bien que hacer. Se siente humillado y nota como una quemazón crece en su estómago. Está furioso. Introduce la mano en uno de los bolsillos de su cazadora negra de tres cuartos y saca una navaja. Se abalanza contra Doña Dolores.
– ¡Tú, vieja de mierda! Ahora te vas a sentar ahí y te vas a callar la puta boca… – agarra a la anciana por el cuello poniéndole la navaja sobre la mejilla y la sienta bruscamente en una silla de enea. – y ¡tú, calvo de los cojones! No sólo vas a darme lo que te pedí, sino que además me vas a dar todo el dinero que tengas en la caja…
– Paco, ¿qué prefieres que te haga para la cena? ¿Un poquito de pescado o una poquita de verdura hecha así como a ti te gustan? – doña Dolores ha sacado el móvil, uno de esos modelos de teclas gigantes especiales para ancianos, y está hablando con su fallecido esposo. – Bueno, ya estamos con lo mismo de siempre… pues mira, si no te decides ya sabes donde está el almacén de Luis, te vienes y se lo dices tú. Ah, y no piques por ahí que después no me comes.
Luis está pasmado mirando a su vieja clienta. El señor Cabrón Rabioso simplemente no da crédito.
– Si que está zumbada la vieja – piensa el siniestro en voz alta– Calvito, ¿te he dicho que pares? Sigue haciendo lo que te acabo de pedir – amenaza a Luis señalándole la caja con el cuchillo.
– Por favor, joven, si quiere hacerme daño a mí, hágamelo. Pero haga el favor de dejar que la señora se marche.
-Cállate la jodida boca y sigue a lo tuyo. Aquí y ahora las normas las pongo yo. La vieja se queda aquí y punto. ¿Pretende que la deje marchar para que, en cuanto salga por la puerta, alerte a todo el barrio de lo que aquí esta sucediendo? ¿Piensas que soy gilipollas?
Con un gesto bastante violento arranca el móvil de las manos de la anciana. Doña Dolores no parece asustada. En vez de mirar a su agresor con miedo le mira con un aire de reproche. Como miraría a su nieto si le hubiera roto su jarrón favorito. Ahí estaba Doña Dolores con sus brazos cruzados, monedero bajo el sobaco y roete blanco impoluto.
Luis, por el contrario estaba bastante asustado. Nunca había tenido que enfrentar una situación similar a esta. Como mucho había pillado alguna vez a Diego, el hijo de la carnicera robándole unos Donuts. Pero nada de importancia, cosas de críos. Sin embargo ahora la cosa se había puesto fea. El olor a especias habitual de la tienda de pronto era más intenso a la percepción de Luis así como el tic-tac del reloj de pared que tenía sobre su cabeza. Termina de sacar hasta la última moneda de la caja y se lo entrega todo al delincuente.
– Se lo pido por favor no le haga daño, lo acaba de ver, hablaba con su marido que lleva dos semanas muerto. No esta bien la mujer. No puede tomarse tan a pecho las palabras de una pobre y enferma anciana.
– Bien, ahora haremos lo siguiente, yo comenzaré a caminar hacia atrás lentamente. No quiero movimientos bruscos. No quiero oír ni una sola palabra. Saldré de la tienda y por vuestro bien, haced como si aquí no hubiera ocurrido nada. De lo contrario sabré donde encontraros y os aseguro que si os vuelvo a hacer una visita no os resultará nada agradable. Por lo demás, sólo deciros que gracias por estos presentes – amenaza el señor Cabrón Rabioso utilizando un tono burlesco en esta última frase de gratitud.
Ni Luis ni Doña Dolores hacen ningún comentario al respecto. El escuálido atracador comienza a caminar, dando pasos hacia atrás, en dirección a la puerta de la tienda sin quitarles los ojos de encima a sus víctimas.
A tan solo dos pasos de lograr su huida el ding-dong de la puerta suena a espaldas del señor Cabrón Rabioso. Un intenso olor se hace presente en toda la tienda. El atracador intenta girarse pero algo hace que espere unos segundos. La reacción de Luis le ha descolocado. Luis tiene la cara desencajada y ha caído sobre las estanterías que tiene detrás. Cayéndole encima todo tipo de latas de conservas. Doña Dolores, por su lado, actúa con normalidad, sonríe incluso. Sin poder reprimir más el acto instintivo, el señor Cabrón Rabioso mira a su espalda. Sólo llega a ver como algo se le echa encima. Después todo se torna oscuro para él.
A Luis le tiemblan las piernas. El tacto húmedo y caliente sobre sus muslos le indica que acaba de mearse encima. Está tirado en el suelo, rodeado de comida enlatada, y con los músculos agarrotados por el miedo. Mira hacia arriba y ve como la cara de Doña Dolores asoma por encima del mostrador preocupada por su estado.
– Luis, ¿estás bien? Levántate, que ha venido mi Paco a verte – le comenta la anciana divertida.
Luis, que se niega a admitir que ha visto lo que acababa de ver, empieza a levantarse de forma lastimosa. Cuando por fin logra la verticalidad, en su tienda sólo ve a Doña Dolores. Ya no estaba el señor Cabrón Rabioso y mucho menos aquella cosa que entró después. Sin embargo si que había algo que no le era familiar. Un sonido. Un sonido baboso, pringoso. Y una especie de gruñido. Y ese olor…
Doña Dolores, al otro lado del mostrador, permanecía mirando al suelo. Luis percibe que el sonido proviene de ahí y se incorpora por encima para ver que sucede.
El señor Cabrón Rabioso está tumbado boca arriba. Sobre él, un señor mayor con un estado de putrefacción considerable está comiéndose sus entrañas.
– El “hijoputa” éste siempre me hace lo mismo, Luis, – le dice Doña Dolores a un Luis que ya está vomitando hasta por los ojos – pica por ahí y después no me come en casa.
Luis vuelve a caer al suelo, exactamente al lugar de antes, y queda hecho un ovillo bañado por sus propios vómitos. Doña Dolores vuelve a asomarse.
– Luis, ¿por qué los paquetes de salchichas siempre llevan siete salchichas?

lunes, 6 de agosto de 2012

RESEÑA DE "VIAJE A NUREMBERG", UN RELATO DE ANTONIO CALZADO







Viaje a Nuremberg cuyo autor es Antonio Calzado, es el primero de los relatos compilados en la antología Vintage´62. Una selección de relatos realizada por Alejandro Castroguer editada por SPORTULA.

En este relato Antonio Calzado nos presenta a Harry Haller, un médico de ascendencia judía que presta sus servicios en la ciudad de Viena en plena ocupación nazi. Su mejor amigo de la infancia Ernst Kaltenbrunner, también conocido como el monstruo del Danubio, ahora es general de las SS. Ernst es sabedor de que su viejo amigo Haller atiende a escondidas a pacientes judíos.  Por ello, el general de las SS, le hace una propuesta a Haller. Le da un día de plazo para que le entregue una lista completa con todos los nombres y direcciones de sus pacientes judíos, de lo contrario, Haller, lo pagará con su vida (en el mejor de los casos).

Este es el planteamiento inicial que nos trae bajo el brazo el bueno de Calzado. A partir de este momento empieza la MAGIA.

El personaje principal, como ya dije anteriormente, se llama Harry Haller. Nombre también del protagonista de la obra de Herman Hesse: El lobo estepario. Evidentemente no es casualidad.

La visita de Hesse a Haller con su conversación y su caja de cerillas. La referencia al Circo Mágico, sólo para locos. Ese pasillo lleno de puertas que conlleva una elección. Y el sorprendente final, convierten este relato de Antonio Calzado en un maravilloso homenaje a la novela “El lobo estepario” y por ende a su autor.

Toda buena comida debería de comenzar por saborear un buen vino acorde a los alimentos que a continuación pasaremos a degustar. En esta ocasión creo que la elección del vino ha sido perfecta.

Enhorabuena a Antonio Calzado.

Enlace al Blog de Antonio Calzado

domingo, 29 de julio de 2012

JULIÁN LARA, THE ULTIMATE SPANISH HORROR FILMMAKER. TIKITÁH!!!

Hoy, cuando llego a la morgue, encuentro un desorden inusual. La puerta aparece forzada y de nada me sirven hoy las llaves. Parece que alguien ha entrado en ella buscando quien sabe qué. Con sumo cuidado abro la puerta sólo lo justo para entrar sin quebrantar el silencio reinante. Comienzo a ver el instrumental de tanatopraxis regado por el suelo. Un intenso olor a pólvora acude a mi nariz introduciéndose por las fosas nasales, acariciando la superficie de los cornetes y pegándose a mi paladar. Masticando el olor a disparos y observando los orificios en los azulejos, también descubro que la neveras están abiertas y los muertos destacan por su ausencia. En el centro de la sala una persona ataviada con una chupa negra y una recortada entre sus manos. Es un Deadhunter, no hay duda, pero no uno cualquiera. Es Julián Lara.


JULIAN LARA, Sevilla (1975) Director de cine español en Hollywood o como él dice: The Ultimate Spanish Horror Filmmaker. Comenzó realizando cortos de animación en su juventud, pero pronto se dio cuenta de que quería hacer películas en imagen real, por eso en 2002 decidió empezar su carrera como cineasta:

-2002. EVIL NIGHT. Cortometraje.
Director, productor, guionista, actor, montador y compositor.

-2003. DEADHUNTER: SEVILLIAN ZOMBIES. Largometraje.
Director, productor, guionista, actor y montador.

-2004. ZOMBIE XTREME: A DEADHUNTER NEVER RESTS. Cortometraje.
Director, productor, guionista, actor y montador.

-2007. KILLING TWICE: A DEADHUNTER CHRONICLE. Largometraje.
Director, productor, co-guionista, actor y co-productor ejecutivo.

-2009. SWEET BLOOD. Cortometraje.
Director, productor, guionista, montador y co-productor ejecutivo.
Protagonizado por el prestigioso bailaor de flamenco Rafael Amargo.


Con su cortometraje TILL DEATH DO US PART (2011), ha recibido la matrícula de honor en The Los Angeles Film School, una de las escuelas más prestigiosas del cine mundial. Un doble éxito ya que se trata de su primer rodaje en inglés con el que ha culminado su tesis de graduación.





video




También escribe:

-2006. La editorial española Océano publicó el libro escrito por Julián Lara titulado:
DIRECTED BY, CÓMO SER DIRECTOR DE CINE Y NO MORIR EN EL INTENTO, para España y Sudamérica. En el libro, Julián Lara relata lo difícil que es ser un cineasta independiente y de bajo presupuesto hoy en día.


PREMIOS

-UNICORNIO DE PLATA, al Mejor Corto por "Evil Night", en la IV Semana de Cine Fantástico y de Terror de Estepona (2003).

-MINOTAURO, Premio Especial al Mejor Corto por "Zombie Xtreme" en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Caceres (2005).

-MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO, por el corto "Sweet Blood" en el Festival de Cortometrajes de Nerva, Huelva (2009).

***

-Hoy por hoy, quien te vea en Los Ángeles y rodeado de grandes personalidades, podría pensar que lo has tenido fácil. Los que hemos ido siguiéndote los pasos sabemos que no es así. ¿Puedes hablarnos de el camino que te ha llevado a estar donde estás actualmente?

El camino hasta aquí ha sido un camino lleno de constancia, pasión, tesón, perseverancia, y mucha paciencia... bueno, y un par de huevos también, esa es la verdad.





-¿Podrías contarnos cual ha sido el peor momento en este proceso?

El peor momento? Han sido muchos, esta profesión es como la vida misma, una de cal y otra de arena... aunque afortunadamente también ha habido y hay momentos muy buenos. Pero lo peor es a nivel personal, creo yo, cuando tienes que tomar la decisión de dejarlo todo atrás e irte a la otra punta del mundo. Es ahora o nunca... y tienes que dejarlo si quieres intentarlo... es duro, aunque no lo parezca.

-¿Alguna vez te dieron ganas de dejarlo todo?

 Ganas de dejarlo todo? je je je, de vez en cuando, creo que todo el que se dedica a esto le ha pasado alguna vez, a veces pienso que debería llevar una vida normal y trabajar de electricista o algo así... pero no lo puedo evitar, lo llevo en la sangre!





-En algún medio de comunicación has dicho: "EN HOLLYWOOD ME RESPETAN NO POR LO QUE SOY, SINO POR LO QUE PUEDO SER" ¿cómo ves tu futuro en Hollywood?

Mi futuro en Hollywood? No tengo ni idea, en serio. Hoy estás aquí y mañana allí... pase lo que pase, para bien o para mal, al menos estaré tranquilo de que me lo he currado a muerte, tanto si triunfo como si no, al menos me voy a quedar muy tranquilo de que lo intenté, pero bueno, veremos a ver qué me depara el futuro, no?

 -Afirmas haber pedido al mismísimo Matt Groening dirigir el capítulo especial Halloween de Los Simpsons ¿has obtenido respuesta?

Efectivamente le pedí a Matt Groening dirigir un episodio de Halloween de Los Simpson, eso fue el mismo día que lo conocí, yo creo que solo por eso le caí tan bien, je je je, pero no hemos vuelto a hablar del tema, y eso que nos hemos visto un puñado de veces desde entonces, pero no hay que ser pesado, él sabe que me encantaría, pero seguro que tiene a gente más importante que yo haciendo cola para eso, je je je.

-Parece que el cine de terror ha ganado enteros en los últimos años. En mi humilde opinión en España tenemos varios directores que son claros referentes mundiales del género. Me gustaría destacar a dos: Paco Plaza y Jaume Balagueró. ¿Podrías darme tu punto de vista sobre la saga REC?  

La saga REC me encanta, la primera creo que destacó por su originalidad, la segunda estuvo genial porque creo que terminó de contar lo que no dio lugar en la primera, y la tercera aún no la he visto, porque en USA se estrena en septiembre, pero por lo poco que he visto tiene una pinta brutal, me parece genial esa reinvención que han hecho de la saga; de todas formas, tanto Paco como Jaume son muy buenos colegas y les deseo lo mejor tanto con REC3 como con la esperada REC4.





Espero y deseo para Julián una carrera llena de éxitos para disfrute de los que somos seguidores del género fantástico y el gore. Para mi personalmente es un honor haber tenido en mi Morgue la compañía de una persona que, como yo, ha crecido alquilando las pelis (en VHS) de grandes como Peter Jackson. Películas como "Mal Gusto" (título orig. "Bad Taste") o "Braindead, tu madre se ha comido a mi perro" entre otras. Y que ha pesar de los litros de sangre y evisceraciones varias, las recuerdo de una manera entrañable. 

Quien lo haya vivido me entenderá. Hasta otra.


"Exportaré la sangre y las tripas andaluzas a Estados Unidos como Antonio Banderas llevó el aceite y el jamón"

Julián Lara.            

jueves, 19 de julio de 2012

EL TRIDENTE LITERARIO, CELSIUS 232

No, no son los hermanos Dalton.
Por orden de izquierda a derecha: Javier Cosnava, Víctor Blázquez y Alejandro Castroguer


Directamente desde Avilés nos llega a la morgue esta fotografía. En ella aparecen los escritores Javier Cosnava, Víctor Blázquez y Alejandro Castroguer, tres de los magníficos habitantes de mi Morgue.
Este encuentro viene propiciado por su participación en el Celsius 232. Festival de fantasía, ciencia ficción y terror (18-22 de Julio, 2012) Un tridente que ya lo quisieran para sí el Barça o el Real Madrid.

Su participación dentro del certamen consta de:
- Presentación de la antología Vintage’62 con su coordinador Alejandro Castroguer y los autores Rodolfo Martínez y Javier Cosnava.
- Presentación de los libros Antología Z vol. 5 y Antología Z vol. 6, presentada por sus coordinadores Jorge Iván Argiz y Darío Vilas, con la presencia de los autores Ian Watson, Javier Ruescas, Víctor Conde, Javier Cosnava e Ignacio Cid Hermoso.
-“Removiendo en las entrañas de los zombis”, triple presentación zombi  con Alejandro Castroguer (El manantial), Manuel Martín (Noche de difuntos del 38) y Víctor Blázquez (El cuarto jinete), acompañados por Jorge Iván Argiz.

 La Jornada de ayer jueves nos dejó imagenes como esta:


Firma de libros en la presentación de la antología Vintage ´62


 Y otras como éstas, que hace que nos muramos de envidia todos los seguidores de Juego de Tronos:


George R.R Martin
No es Cosnava... aunque lo parezca con su gorra y su barba blanca.




Víctor Blázquez. Autoproclamado Rey del Norte


Viendo las fotografías de estos tres señores, inmediatamente se me viene a la cabeza un buen café expreso, eso si, con sacarina (que soy diabético) y un cigarrito para acompañarlo. Y es que compartir tertúlia y café con estos tres caballeros debe ser un auténtico lujo.


A continuación os dejo el enlace al programa completo de Celsius 232:

domingo, 15 de julio de 2012

JIMMY BARNATÁN, ¿SANGRE AZUL?

La Morgue hoy tiene un clima algo más cálido. Presenta un ambiente muy diferente al habitual, más sugerente. Los cadáveres han salido de sus neveras ataviados de Fedoras negros a lo Blues Brothers y fuman cigarrillos. Entre el humo resultante, las siluetas de los muertos son, cuando menos, inquietantes. Han cambiado sus estridentes gemidos por una letanía que suena más o menos así:  «dump, da dump, da dump, da». La verdad, estoy desconcertado. Es una melodía juguetona aunque en boca de los muertos suena algo tétrica. Mejor será que demos paso al polifacético invitado que, en esta ocasión, visita la Morgue. A ver si pone orden. Venga Jimmy, ¡dales caña! 

 JIMMY BARNATÁN: Polifacético desde la cuna, Jimmy Barnatán nació en Madrid en 1981, pero se siente cántabro y argentino a la vez, con un toque neoyorkino, ciudad en la que pasó parte de la adolescencia y de la que bebió sus gustos musicales.
Más conocido hasta ahora como actor, Jimmy es un excelente músico, compaginando ambas facetas con las de escritor, ha publicado una novela, ha colaborado durante tres años en la edición digital del diario El Mundo y ha publicado en revistas de prestigio literario como Letra Internacional.  
A los 11 años comienza su carrera cantando e interpretando la ópera rock “Los Miserables” salta a la televisión realizando sketches en programas de entretenimiento como “El Peor Programa de la Semana” e “Inocente, Inocente”.
En 1995 debuta en el cine de la mano de Alex de la Iglesia, en la película “El Día de la Bestia” y desde ese momento ha intervenido en cerca de 20 películas entre las que se encuentran títulos tan variopintos como “Torrente, El Brazo Tonto de la Ley”, “El Corazón del Guerrero”, “Visionarios” y “El Robo más Grande Jamás Contado”, entre otras.
Es conocido por el gran público por su aparición en series de televisión como “Hermanos de Leche”, “Al Salir de Clase”, “El Comisario” y por supuesto, “Los Serrano”. Recientemente le hemos podido ver en “Museo Coconut”.
Este mismo año, Barnatán ha regresado al teatro, protagonizando SHITZ, una suerte de “cabaret musical” dirigido por Mariano de Paco.
Y como es incapaz de hacer una sola cosa, acaba de terminar su segunda novela, que verá la luz el próximo mes de marzo.
Como compositor y cantante  Jimmy empezó hace diez años, siempre influenciado por la música americana que le ha acompañado durante toda su vida. Como vocalista ha intervenido en varias formaciones en la que su voz negra y rasgada era la gran protagonista. El Soul, el Blues y el Rock and Roll siempre han teñido en su garganta.
En 2009 grabó en los estudios SONOLAND de Madrid “BLACK NOTE” su primer trabajo, producido por Carlos Martos y Rubén Bubby Ortiz y que le sirvió como tarjeta de presentación en marzo de 2010 con un estupendo concierto en la mítica sala Clamores de Madrid y con su posterior gira de conciertos.
Ahora llega por fin “AFTER THE BLUES TIMES” su primer álbum disponible al público, con el que llegará a todos los rincones de nuestra geografía y con el que demostrará que no es solo un actor popular si no un gran músico que además, también actúa... 


-Hola Jimmy, has vivido en muchos lugares, ¿por qué tu predilección por Santander? ¿Por qué deberíamos visitar la capital cántabra?

Santander es la ciudad donde he aprendido a vivir. El lugar donde he pasado y paso los momentos más bonitos de mi vida. Es el paisaje de mis primeras noches iniciáticas, de las primeras cogorzas... en fin... un paraiso en la tierra.




-Eres un hombre polifacético. Cine, teatro, literatura, música… ¿sientes especial predilección por alguno de ellos?

Me hacen muchas veces esta pregunta, pero no. Los prefiero todos, me quedo con todos, me gustan todos y hasta el dia que me muera, pienso seguir haciendo todo lo que hago....Además preparo unos cócteles cojonudos.

-La primera vez que te vi fue haciendo de niño endemoniado en “El día de la bestia” del gran Alex De la Iglesia. A partir de ahí te he visto un buen número de pelis más. ¿De cual de ellas tienes algún recuerdo especial? ¿Alguna curiosidad o anécdota?

Todas son especiales. De todos los papeles se aprende. De los más largos y protagónicos a los más cortos y secundarios. Puedo decir que estoy orgulloso de todos y cada uno de los curros que he hecho... Y eso es mucho decir!!! jajaja

-Este año 2012 has parido el disco “After the blue times” ¿Qué acogida ha tenido? ¿Que te ha aportado?

La verdad es que ha ido muy bien, está yendo muy bien. Ahora los discos han ganado vida, quiero decir que tienen una vida más larga, con todos los medios de promoción que hay gracias a internet. Hemos sido nº1 de ventas en I-tunes durante varias semanas y el disco más descargado (legalmente) en I-tunes de Rythm&blues, así que imagínate como estoy. Como unas castañuelas!!! jjejeje.
Me ha aportado mucha experiencia. están siendo muchos, muchos conciertos por todo el país y de todos se aprende, porque cada bolo es distinto.
Además del terreno puramente músical, mi manager Juantxu Álvarez y yo nos hemos hecho un master que lo flipas en como funciona la industria por dentro... Y si, es un jaleo bastante serio!!! jajajaja







-No hay que olvidar la publicación de tu novela “New York Blues” Nos muestras Nueva York desde un punto de vista diferente al que suelen enseñarnos. ¿Cuánto hay de autobiográfico en el personaje principal, Berko?

En este caso hay bastante de mi. NY junto a Santander, ha sido la ciudad donde he aprendido a vivir. Fue allí donde canté por primera vez blues... en fin. He pasado mucho tiempo allí, disfrutando de sus calles, de sus historias. Exactamente igual que el personaje.
Creo que un escritor, aunque cuente una historia de ciencia ficción, habla, narra desde la experiencia.



-Por último unas preguntas rápidas:

¿Boca, Real Madrid o Racing de Santander? Racing de Santander, Real Madrid y Boca, por este orden.

Un director de cine… Martin Scorsese

Un actor… robert Deniro

Un músico… Jim Morrison

Un escritor… Boris Vian

La presencia de Jimmy en La Morgue ha desatado la eufória en los cadáveres que la ocúpan. Los podridos habitantes chasquean los dedos (persiendo así sus descompuestas falanges) al ritmo de "The Minibar's Woogie boogie", brindan con sus copas mientras oyen "My Josephine"o sacan sus mecheros con "The Balad of Jymmy & Rose".
Personalmente, yo aplaudo hasta pelarme las palmas de las manos cuando oigo "I´m Free", porque en mi mente es casi un himno frente a los vergonzosos acontecimientos que venimos soportando últimamente. Como diría aquel... Que nadie nos quite la libertad!!! He dicho.

Un fuerte abrazo Jimmy. Todo un placer... como siempre.

miércoles, 11 de julio de 2012

VÍCTOR BLÁZQUEZ, FICCIÓN DIRECTA EN VENA


 Debido a la visita de hoy, no he tenido otra opción que activar el protocolo de alerta biológica. Un virus tremendamente letal ha sido liberado agitando a los muertos y dotándolos de una voracidad atroz. Venido desde Castle Hill tendremos hoy el placer de conversar con el causante de toda esta apocalipsis zombie. Hoy en la Morgue nos acompaña Víctor Blázquez.

 Víctor Blázquez (Sevilla, septiembre de 1981) ha vivido a lo largo de sus 30 años en sitios tan distintos como Madrid, León, México DF o Monterrey. Actualmente reside en Majadahonda junto a su mujer, sus dos hijos y sus dos perros y, amparado por la noche, dedica el tiempo a escribir. Lleva vinculado al mundo de la ficción más de diez años, trabajando actualmente como segundo de dirección en series como Herederos, El Gordo o La Fuga. También ha dirigido una decena de cortometrajes y estado detrás de proyectos de distinta índole, desde videoclips a webseries como Pigmalión.El cuarto jinete es su primera novela en ver la luz, su adrenalitica aportación a un género que adora y que consume desde pequeño. 



– Comparto contigo la admiración por Stephen King ¿Cuál es tu novela favorita de King?
La Torre Oscura aparte, te diré que siempre me resulta complicado elegir una sóla. Cuando empiezo a decir títulos de repente me aparecen otros en la mente. Pero La larga marcha y La Cúpula son las dos que más. Luego aparte te diría que Apocalipsis, La tienda, 22/11/63, El fugitivo…






– ¿Qué hay de Stephen King en tu novela “El Cuarto Jinete”, aparte de las muchas referencias?
Aparte de muchas referencias hay un estilo que bebe directamente de la forma de narrar que tiene Stephen King. Además, el narrador que utilizo en El cuarto jinete es un homenaje directo a Casa Negra, aunque también lo utiliza en un capítulo concreto de La Cúpula.




 



– ¿Qué dirías que te ha aportado a nivel personal la publicación de “El Cuarto Jinete”?
Me ha aportado mucha confianza y sobre todo me ha permitido conocer gente a la que no hubiera conocido nunca de no ser por la novela. Lo dije una vez en Twitter: Lo mejor de El cuarto jinete es la gente que he conocido a raíz de la publicación.

 


– Sabiendo de tu amor por el cine y de tu experiencia como escritor de una novela en la que aparecen zombies, mi pregunta es: ¿Cuál es tu película de zombies favorita?
Curiosamente, de pequeño el universo zombie no me interesaba demasiado. Vi La noche de los muertos vivientes con dieciséis años y, aunque me gustó, tampoco abrió en mí un interés excesivo por los muertos vivientes. Años después, vi 28 días después y los zombies empezaron a gustarme, pero tampoco hice mucho esfuerzo por descubrir más. Y un par de años después, mi hermano me invitó al cine a ver Amanecer de los muertos, la de Zack Snyder, y salí del cine tan encantado con el poder de los muertos vivientes que me vi muchas películas antiguas de esos seres y empecé a consumir literatura, comics y demás. Sin excesos, pero con interés.
Entonces… te diré que audiovisualmente de zombies, una de las cosas que me parece más interesantes es Dead set, aunque no es estrictamente una película. Y luego, te diría que 28 días después y Amanecer de los muertos. Me gusta que corran.

– Sobre el cómic “The Walking Dead”, ¿cuál es tu personaje favorito?
Andrea. Una y mil veces.
Aunque mi pasión por los villanos también provoca que me guste mucho El Gobernador. Aunque la verdad es que cuando leí el libro me aburrió tanto que le cogí un poco de tirria. Prefiero recordarle como es en el comic. Y miedo me da lo que hagan con él en la serie, porque no sé si se atreverán a hacerle tan… gore.
Ah, y me gustaba mucho Tyrese.

 


– Sobre la serie inspirada en el cómic, ¿qué opinión te merece?
Me parece que es una serie que muchos seguimos porque es la única serie que trata el género. Creo que como serie ha demostrado tener suficientes hoyos en su planteamiento, que de ser cualquier otra cosa y no The walking dead, ya la habríamos abandonado. Y no es sólo que desespere ver que se alejan del comic en cosas que sería fascinante ver en pantalla, porque uno asume que la adaptación no será tal cual. Son cosas como “llego a un pueblo vacío, entro en una casa y cuando salgo las calles están llenas de zombies”, o “no hagáis ruido nunca pero luego entrenamos cómo disparar armas sin problema” o “no escucho que viene un zombie por detrás en medio de un campo sin sitios para esconderse, debe ser ninja” o “saquemos al muerto gordo del pozo porque sino no podremos beber agua” o por supuesto los “no hay presupuesto así que encerramos a los protagonistas en una granja y ya”.
Tiene cosas interesantes, sí, y la mayoría vienen del cómic o del género. Tiene personajes fuertes, aunque curiosamente el que más es el que se han inventado (Daryl), tiene momentos de aplauso (Rick, Glenn y Hershel en el bar cuando aparecen los dos matones fue sublime) y tiene capítulos cojonudos, aunque también los tiene soporíferos.
En general, entonces, creo que es una serie con muchos altibajos. Me gustó mucho más la primera temporada y la segunda mitad de la segunda que la primera mitad de la segunda. Le tengo fe a la tercera. Ya veremos…

Víctor Blázquez me parece un tipo simpático y accesible con el que seguro podríamos estar hablando horas sobre series de televisión, literatura, cómics, cine... De momento administremos pequeñas dósis como la que acabamos de disfrutar en su compañía.
Él, por haber vivido en tantos lugares, dice no saber muy bien de donde es. Yo creo que, aunque él no lo sepa, es ciudadano de Maine.

domingo, 1 de julio de 2012

RESEÑA DE "EL MANANTIAL"



Título: El Manantial
Autor: Alejandro Castroguer
Editorial: Dolmen, 2012
Páginas: 350


El mundo se va al carajo. El cómo y el por qué no importan. El caso es que nuestro mundo tal y como lo conocemos desaparece para dar paso a la muerte como forma predominante de vida. Pocos son los suprevivientes. Entre ellos están Abel y Verona. Nuestros protagonistas, que en el momento del gran desastre tan sólo cuentan con tres y cinco años de edad respectivamente.
Quince años después sobreviven a duras penas ocultos tras los muros de un instituto. Abel y Verona han crecido en un mundo salvaje. Lo que saben sobre supervivencia lo aprendieron de su figura paterna antes de su fallecimiento. La única referencia que tienen sobre el mundo “de antes del desastre” es un libro y un puñado de vagos recuerdos de infancia.

Más o menos de esta manera, Alejandro Castroguer (su autor) nos introduce en la historia de su nueva novela, “El Manantial”.

Muchos dirán (y con razón) que es una novela con un ritmo endiablado, que te atrapa desde la primera página … Yo, lo siento pero soy un poco más rudo, digo que es una obra con un ritmo acojonante, y que la historia, directamente, te coje de los huevos y te los aplasta con un martillo "True Temper" con cabeza de acero de cinco kilos.

Alejandro Castroguer caza al lector y lo convierte en su "muñeco", al cual "evangeliza" durante 350 páginas de pura adrenalina, salvajismo, furia y mala leche. Pero que nadie se equivoque, no es una historia de violencia gratuita. Todo tiene su por qué. Y esto es lo que me ha resusltado más interesante.

A pesar de que Abel y Verona son unos auténticos hijos de puta, en mi opinión son las auténticas víctimas de la propia historia. Llegas a pillarles odio, asco, rechazo, pero por encima de todo me inspitaron muchisima lástima. Me explico. Sí, son unos hijos de puta, pero ¿han tenido la oportunidad de ser de otro tipo de personas? Para mi, ésta ha sido la gran clave de la personalidad de Abel y Verona, y la gran propuesta del autor. Tú, yo, nuestros hijos … cualquiera podría llegar a ser un depredador bajo determinadas situaciones extremas. Además de que la ignorancia, la falta de cultura y la ausencia una buena educación, pueden ser las mas mortíferas armas que empuñe un ser humano.

Hey! Que todavía no he hablado de los muertos vivientes … los “enfermos” … eso también tiene su explicación. En esta ocasión permanecen en un segundo plano, sin desmerecer su esencial papel como carceleros, que es clave para el desarrollo de los acontecimientos.

Por último tengo que destacar la valentía de Alejandro Castroguer a la hora de escribir una obra de este calibre. Además, agradezco su generosidad, puesto que no todo el mundo estaría dispuesto a aparcar durante un rato sus propios perjuicios para contarnos una historia semejante.

Hace un par de semanas que terminé de leer “El Manantial”. Y el olor a podredumbre, sangre seca, semen … El olor a al vertedero y a salmuera, todavía residen en mi paladar. Es más, diría que permanecen impregnados en mi ropa … Porque puedo decir sin lugar a dudas que yo también estuve en el interior del refugio. Fui testigo directo de los juegos de Abel y Verona. Asistí a sus “evangelizaciones”, a sus “llamadas telefónicas”, a sus “noches de euforia” … Fui testigo mudo de todos y cada uno de los hechos que en esta historia se relatan, y al terminar de leer, tuve la osadía de pensar que yo había sido el único en salir indemne. Pero dos semanas después aquí estoy. Dándole vueltas a las sensaciones percibidas, a la tristeza de los acontecimientos y sobretodo, recordando a los personajes.
Alejandro, ahora yo jugaré al "bautismo" contigo. Te escupo a la cara, el nombre que he elegido para ti es:
                                                       MAESTRO

miércoles, 20 de junio de 2012

ELEMENTAL... QUERIDO CASTROGUER

De nuevo me encuentro en la Morgue.  El alicatado habitual hoy proyecta un resplandor sombrío. Los azulejos rezuman una sustancia mucosa de color negruzco y hedor a podredumbre. La intermitencia de la luz de las lámparas no ayuda a aplacar la creciente inquietud. En el interior de las neveras algo se mueve, algo se agita y golpea las puertas buscando una salida. La muerte se torna vida y pretende abrirse paso. Por suerte, en el centro de la morgue, sobre la mesa de autopsias hoy nos acompaña el autor de “La guerra de la doble muerte”, Alejandro Castroguer, al que paso a presentaros: 


 ALEJANDRO CASTROGUER: (pseudónimo de Alejandro Castro Guerrero) nació en el año 1971 en Málaga. Es diplomado en Magisterio (Ciencias Humanas) Escribe desde bien pequeño.
Su primer relato era de ciencia-ficción y hablaba de un niño que escondía a un extraterrestre en el desván, muy influenciado por el éxito de “E.T, el extraterrestre”. Después de no pocos intentos adolescentes por redactar una saga al estilo Tolkien, con su primera novela, "Jeroglíficos de muerte y salvación" quedó entre los finalistas del Premio Ateneo de Sevilla del año 1992. Tiene en su haber varias novelas ya destruidas por su auto exigencia: "Como una raya de tiza", "Soñaba que soñaba", "Las puertas", "Horizonte Marfil" y "Carcoma". Coincidiendo con su estancia en Barcelona, desde el año 2000 al 2002, redactó en la ciudad condal "El bailarín de claqué". Desde finales de 2009 Alejandro Castroguer pertenece al grupo literario “Sevilla escribe”.
Su relato "Mi última Feliz Navidad" ha sido publicado tanto en la revista digital Generación Zero como en el Libro Solidario para Haití. Asimismo su cuento “El noctívago demacrado”, homenaje a Lovecraft, espera su publicación en papel en una Antología de “Sevilla Escribe”
Es autor de “La octava noche”, novela fusión de Ciencia Ficción-Policíaca, de la que redacta ahora su segunda parte, y de la novela de zombis de reciente publicación "La Guerra de la Doble Muerte".

 

- Hola Alejandro, ya estás en mi Morgue a punto de ser diseccionado. ¿Qué se siente?
De momento experimento frío. Porque una mesa de metal es fría... y estar en pelotas tampoco ayuda mucho. Cuando empieces con el escalpelo y las sierras circulares a lo mejor me acojono. Seguramente si me acompañase Abel, quien se acojonaría serías tú, pero por ahora me ganas. Juego fuera de casa y buscaré el empate.

-Si los muertos que se retuercen dentro de las neveras lograran salir, ¿salimos por patas o los invitamos a unos buenos espetos de tu tierra? Háblame de Málaga. De nuestra Andalucía.
Málaga es una ciudad que ha cambiado mucho en los últimos diez años. No sé si decirte si para bien o para mal, la verdad. El turismo se ha desbordado por culpa (o gracias) al Museo Picasso y al nuevo morro donde atracan los transatlánticos. Ello ha permitido que los bares y terrazas del centro encarezcan de manera abusiva sus productos. Será para sangrar a los “guiris”.
De otras ciudades... qué decirte. Qué añadir de Granada, Sevilla o Córdoba. Tal vez decir que tengo afortunadamente muchos amigos aquí y allá, y que cualquier escapadita es un pretexto perfecto para charlar y tomarse unas tapas y unas copas.

-Siempre desde el respeto, a veces desearíamos que realmente los difuntos volvieran a la vida… Ray Bradbury, ¿qué nos dirías de este autor, por el cual sé que tienes especial admiración?
De él he aprendido que se puede escribir literatura de género sin sacrificar la calidad de los escritos. Bradbury fue un poeta con alma de marciano. Qué más da que sus imágenes poéticas versen sobre cohetes, planetas inhabitables o razas inexistentes. El día que me enteré de su muerte algo se marchitó dentro de mí. Es una lástima su pérdida... pero me quedan treinta y un libros en casa. Ellos me hablan de él mejor que cualquier crítico.
Por descontado, sus “Crónicas Marcianas” ocupan un lugar privilegiado en mi biblioteca. De ella tengo la 1ª edición en castellano, editada por Minotauro.




-Estoy ante un gran cinéfilo, me gustaría que me dieras tu opinión de dos de mis pelis favoritas: “No profanar el sueño de los muertos” y “Un hombre lobo americano en Londres”
Antes de nada una puntualización. Veo cine, mucho cine, y me encanta el clásico... pero de ahí a cinéfilo media un abismo. En todo caso, gracias por pensar eso de mí.
De la primera, “No profanar el sueño de los muertos”, decirte que es un clásico del cine de zombis, dirigida por Jorge Grau. En ella se da una explicación bien diferente del fenómeno de la resurrección de los muertos, y que estos ataquen con posterioridad a los vivos. No diré más. Pero su ambientación es sobresaliente, las localizaciones igual. Por cierto, hay una escena en que se destripa a una víctima, y es más explícita que en las clásicas películas de Romero, o al menos que en la célebre “La noche de los muertos vivientes”.
De la segunda, “Un hombre lobo americano en Londres”, apuntar que me impresionó en su momento. Claro, por aquel entonces era muy jovencito. Pero que hará por lo menos veinte años que no la veo. Y me resulta muy arriesgado hacer una valoración de la misma desde el recuerdo o la añoranza.


-Venga, te lo pongo a huevo, ¿qué le dirías a los detractores de Stanley Kubrick?
Sencillamente que no saben de cine. Kubrick fue un Maestro y sus obras siguen siendo insuperables. Nunca ha existido un director que manejase mejor la música ya grabada que él. Ninguno. A quién se le ocurriría usar a J.Strauss para un vuelo espacial, a Rossini como complemento para las escenas violentas de los drugos, o los compases de Shostakovich para mostrar el lado más perverso de un matrimonio americano.
Además, Stanley ha abordado todos los géneros, o casi todos. Y nunca repitió dos películas iguales, por otra parte muy usual en otros autores. Para mí el padre de “2001, una odisea espacial” siempre tendrá mi mayor admiración. 



-Hablemos un poco de tu obra más reciente. Después del éxito de tu novela “La guerra de la doble muerte” ahora vuelves con “El Manantial”. Estoy inmerso en él y puedo asegurar que no dejará indiferente a nadie. ¿Qué esperas de esta nueva aventura literaria?
Al menos pretendo sacudir a los lectores, noquearlos con la crudeza de algunos de los capítulos. Y es que es casi norma habitual en los últimos años escribir terror pero sin sobrepasarse. Como si se tuviese miedo a ser incorrecto. Y ciertamente el arte nunca entendió de límites.
Es por esto por lo que poco importa que haya muchos lectores que renieguen de una obra de esta contundencia. Está escrita para eso, para provocar reacciones en contra y a favor. Ni que decir tiene que he cuidado el dibujo psicológico de Abel y Verona para que la obra se sostenga. Pero lo más llamativo de “El Manantial”, lo que quedará en la memoria de los lectores, será ese grado de extrema dureza.
                                                                 

-Se que la etiqueta de “Parental Advisory: Explicit Content” fue petición tuya. Respecto a esto ¿Qué obstáculos encontraste de cara a la propia publicación de la novela?¿Dudaste?¿Tuviste conflictos morales para con tu propia obra?
Obstáculos ninguno. Con un editor como Jorge Iván Argiz es imposible encontrarlos en tu camino. Él me dio carta blanca para excederme cuanto quisiese, asegurándome que no se tocaría ni una sola coma de la obra. Y es que así es muy fácil escribir, máxime si lo haces con un contrato ya firmado y un plazo de entrega fijado. Por esta parte fue lo más sencillo del mundo.
Respecto de la segunda pregunta, he de confesar que durante la redacción sufrí muchísimo, fundamentalmente en las escenas violentas. En ocasiones tenía que descansar y despejarme. Sobre todo porque en algún momento que otro me impliqué demasiado en la obra, dejé escapar mi lado más oscuro.
Por el contrario me divertí de lo lindo redactando las escenas pornográficas, o al menos dos de ellas. Era consciente de que había que contraponer a la dureza de las “evangelizaciones” los encuentros sexuales entre los personajes. Sabía que funcionaría a la perfección.

Para acabar, unas rápidas preguntas:

-¿Tolkien o George R. R. Martin?

Sin duda, Tolkien. Fue una de esas lecturas que siempre anhelé siendo joven, porque aunque muchos no lo crean, “El Señor de los Anillos” existía antes de Peter Jackson. He de añadir que de Martin el único libro que tengo en casa es el de “Los viajes de Tuf”.

-¿Cameron o Spielberg?
Spielberg por muchos motivos. Por ser el padre de “Indiana Jones”, de “Tiburón” o por llevarme a los “Encuentros en la Tercera Fase”. Verdaderamente el último cine de Spielberg, el que ha rodado con pretensiones de director grande, me interesa menos. Tal vez la culpa sea mía. O que crecí con aquellas películas. Todavía recuerdo la impresión que me causó “Tiburón” cuando la vi en un cine de verano en Torremolinos. Tendría yo cinco añitos.

-¿Azul o Rojo?
Si hablamos de los colores de Kieslowski, de sus tres pelis (Azul, Blanco y Rojo), tal vez la más redonda sea la de Azul, por su banda sonora y su actriz protagonista.
Si por el contrario hablamos de colores al óleo, te diría sin dudarlo que el azul. A veces un buen azul te salva un lienzo. Nada más hay que ver los azules de Fray Angélico, por ejemplo.
Como creo que me preguntas por cierta polémica que he suscitado en twitter y en facebook acerca de la aversión de algunos por llamar a la selección española, la ROJA, te he de decir que ideológicamente estaría más cerca del rojo, sin duda. El azul oscuro nunca lo elegiría para una camisa, y menos para combinarla con una boina roja. Y es que son dos colores que no casan bien.

-¿Rescate o Ayuda?
Nunca me han gustado los rescates. Siempre aparatosos, comportan un componente de riesgo. Aquí hablo de cine o de esas noticias que hablan de secuestros en colegios o cines. Pero también se puede extrapolar al ámbito que quieras.

Muchas gracias por acordarte de mí.


                                                         ***

Con estas amables palabras se despide Alejandro Castroguer, cuando el que está realmente agradecido soy yo. No todos los días se tiene el lujo de diseccionar a un autor por el que se siente admiración.
Destacaría de él su cercanía y generosidad. Comparto con él ese entusiasmo por el cine Spielberg al que hacía referencia,  y su fascinación hacia el mundo creado por J.R.R Tolkien.
En esta pequeña charla hemos podido ver su gusto por el buen cine, la pintura y la música clásica. Me interesaba mucho conocer al Alejandro que hay detrás del Castroguer. Los lectores conocemos a los autores a través de sus obras, pero pocas veces conocemos a la persona que se encuentra detrás. Este, precisamente es uno de los objetivos que me marqué al poner en marcha esta Morgue. Espero estar consiguiéndolo en alguna medida.

Si quereis saber de Alejandro Castroguer aquí os dejo los enlaces a su Web y a su Blog:

http://alejandrocastroguer.es/
http://guerradoblemuerte.blogspot.com./


Hasta otra, y seguimos viéndonos en La Morgue...